Proceso de inversión

Búsqueda disciplinada allí donde suele haber oportunidades.

Cálculo independiente del valor intrínseco del negocio.

Análisis y comprensión de los posibles escenarios negativos.

Diversificación aportada al resto de la cartera.

Paciencia hasta que el mercado reconoce el valor.

Equam Capital ha definido un proceso propio de búsqueda y valoración de inversiones para identificar las oportunidades que ofrece el mercado en cada momento y descartar inversiones que presentan riesgos que no queremos asumir.

Aplicamos una metodología centrada en tres aspectos clave:

  1. Búsqueda permanente y sistemática de oportunidades en situaciones en las que suelen encontrarse diferencias entre valor y precio.
  2. Análisis riguroso e independiente de las distintas oportunidades identificadas, haciendo especial énfasis en el cálculo del valor intrínseco y en los posibles riesgos.
  3. Análisis conjunto de las inversiones para construir una cartera diversificada.
1. Búsqueda sistemática de oportunidades.

Concentramos nuestra búsqueda principalmente en aquellas situaciones en las que el comportamiento sesgado de otros inversores suele ofrecer oportunidades de inversión con un buen margen de seguridad.

Comportamiento sesgado Qué compañías buscamos Cómo y dónde buscamos
Visión cortoplacista De calidad probada, capaces de crear valor a largo plazo de forma consistente. Seguimiento permanente de 300 compañías de calidad y Screening propietario.
Evitar situaciones adversas Infravaloradas por problemas pasajeros Compañías cotizando en mínimos anuales
Evitar situaciones complejas Infravaloradas por desinterés o desconocimiento Reestructuraciones empresariales,
Holdings familiares,
Holdings de seguros,
Compañías con resultados no recurrentes,
Empresas de pequeña capitalización.
Venta forzada Infravaloradas por venta indiscriminada Liquidación forzada de activos, spin-off, determinadas operaciones corporativas.
Situaciones de pánico generalizado.
2. Análisis riguroso e independiente de las inversiones.

Hacemos un análisis propio para llegar a una estimación independiente del valor de las posibles inversiones. Para cada compañía analizamos de manera rigurosa los factores clave:

  • Negocio de la empresa.
  • Dinámicas del sector.
  • Evolución financiera histórica y esperada.
  • Análisis de la estructura financiera de la compañía.
  • Equipo directivo y su alineamiento con los accionistas.

Determinamos un valor intrínseco para cada oportunidad y descartamos inversiones si su precio es alto y no ofrece margen de seguridad, si su endeudamiento es excesivo o si el negocio tiene problemas estructurales.

Ponemos un especial énfasis en identificar los principales riesgos de inversión: qué puede ir mal y cómo impactaría en el valor del negocio. Compramos cuando el precio de cotización es muy inferior a nuestra estimación de valor y nos parece que los escenarios negativos que hemos considerado están descontados en el precio.

3. Análisis conjunto de la cartera.

Analizamos la correlación de las distintas inversiones y de la cartera en su conjunto a distintas variables: ciclo económico, tipos de interés, inflación y riesgo de mercado. Diversificamos nuestras inversiones en un número suficiente de oportunidades que nos permita cubrirnos de situaciones inesperadas y de errores (inevitablemente siempre se producen).